En esta edición

  • MODELACION DE RIESGO CATASTROFICO
    Cómo las Nuevas Soluciones e Innovaciones Tecnológicas Impactan en el Manejo de la Incertidumbre y en la Modelación del Riesgo Catastrófico

    Víctor Roldán, Vicepresidente Regional de RMS para Latinoamérica y el Caribe, en entrevista con Pedro Zournadjian, Director de Mercado Asegurador, expresó cuáles son sus proyecciones para el futuro, comentó la importancia del avance tecnológico para su empresa de modelado de riesgo de catástrofes y para la industria del seguro en general. ?

    Pedro Zournadjian (PZ): ¿Qué proyecciones tienen para el futuro? ¿A dónde apunta la influencia del avance tecnológico en las modelaciones?
    Víctor Roldán (VR): Los cambios y tendencias que estamos teniendo no son solamente tecnológicos, la naturaleza del riesgo también está cambiando impulsada por los cambios climáticos, las vulnerabilidades tecnológicas, y a su vez, los gustos y necesidades de las personas; por ejemplo, tenemos este segmento que son los millennials, cuyos patrones de conducta son muy distintos a los preestablecidos por generaciones pasadas. La industria del seguro tiene que adaptarse a estos cambios; pero estamos hablando de una industria bastante conservadora y resistente al cambio, especialmente en Latinoamérica. Las aseguradoras tienen un buen negocio, no les quito que eso sea así, pero si se adaptan pueden mejorarlo y crecer mucho más, y hasta evitar que sean víctimas de tecnologías disruptivas. 
    La industria del seguro tiene una gran oportunidad para aprovechar estos cambios, es hora que salgamos de nuestras zonas de confort. La creación de nuevos productos, nuevos mercados, nuevas formas de satisfacer las necesidades que tienen nuestros clientes, está al alcance de nuestras manos.
    PZ: ¿Ustedes escucharon la conferencia  “Innovación y transformación ante los nuevos retos del futuro” de Uri Levine, cocreador de Waze?
    VR: En parte, solo una media hora.
    PZ: Una de las cosas que él decía es que la inspiración de su negocio la tuvo cuando se puso a pensar en el malestar que le suponía conducir con problemas de tránsito, en los nervios que le producía esta situación, y se dio cuenta de que no era solo un conflicto que él tenía, sino que  mucha gente sufría de lo mismo y que para solucionar ese problema tenía que hacer algo. A partir de esa preocupación colectiva hizo un gran negocio. Y esto justamente es lo que se busca ahora, es decir, lo que es masivo, lo que nos afecta a todos, que tiene que tener una manera de solucionarse. Entonces buscar la solución a esos problemas comunes constituye un verdadero servicio a la comunidad. Ahora hay muchas cosas nuevas que están apareciendo, situaciones que antes parecían insolubles y, sin embargo, hoy se les puede encontrar una solución. ¿Esa es una tarea también de ustedes?
    VR: Esa es nuestra tarea en RMS. En RMS utilizamos la capacidad que nos están dando tres tendencias en concreto: la tendencia del big data (el análisis de datos), la tendencia de la inteligencia artificial y machine learning, y la capacidad computacional de la nube. Cuando tú combinas esas tres tecnologías, te das cuenta que tienes ahora una forma de encontrar patrones que antes no se entendían, que te ayudan a crear algoritmos que podemos usar para entender mejor los cambios climáticos, o para entender mejor la vulnerabilidad que existe de los ataques cibernéticos. 
    PZ: ¿Están trabajando en ese tema? ¿han podido elaborar algún tipo de producto?
    VR: Sí, claro. Ya tenemos un modelo. RMS en colaboración con expertos de la industria ha desarrollado el Sistema de Acumulaciones de Ataques Cibernéticos. Este modelo está compuesto por 4 elementos importantes: la captura y almacenamiento de la exposición antes estos ataques; modelos de pérdidas basados en los diferentes métodos usados durante los ataques; la creación de múltiples escenarios de pérdidas; y por último, una identificación y gestión de las acumulaciones que se producen en los portafolios susceptibles a pérdidas por estos ataques.
    PZ: Claro, también depende del rubro, porque el ataque cibernético en los bancos es un problema sumamente importante…
    VR: Claro, son los más vulnerables.
    PZ: Hay una gran preocupación que tienen los aseguradores justamente en este aspecto: el problema de la acumulación. Porque en un terremoto sabemos hasta dónde puede llegar, igual en un huracán, pero en un ataque cibernético somos totalmente vulnerables, porque uno no sabe hasta dónde puede llegar el ataque si es masivo.
    VR: Correcto, y puede causar daños más allá de la compañía.
    PZ: Por ejemplo, si pensamos en el robo a un laboratorio, en el caso que se trate del descubrimiento de una fórmula para un medicamento muy valioso sin patentar puede haber diversas repercusiones. Hay tantas cosas que pueden pasar con los ataques cibernéticos que uno no se puede imaginar... Por eso que es muy difícil la modelación estos riesgos.
    RV: Correcto. Por eso lo hacemos en base a escenarios. Por ahí 100% no se puede, pero se pueden crear escenarios…
    PZ: ¿Son escenarios ya conocidos o simulados?
    VR: Exactamente. Tienes dos formas de hacerlo. Una es mediante escenarios históricos que están construidos en base a la experiencia (para calcular cuáles podrían ser las pérdidas si ocurriese de nuevo el ataque cibernético en esa u otra empresa). Pero tú también puedes hacer simulaciones, lo que nosotros llamamos escenarios estocásticos, donde tú los creas. Aún más, si tú quieres saber cuál es el nivel de penetración que existe, nosotros lo simulamos teniendo en cuenta las defensas de la empresa.
    PZ: Otra cosa que también viene ahora de la mano del avance tecnológico son las nuevas modalidades de ventas de seguros en InsurTech. Tenemos la problemática sobre las consecuencias que puede producir ese nuevo mercado si uno no se aggiorna. Es decir, se pueden perder negocios. ¿Eso también se podría calcular, es decir, qué pasaría si uno no se adapta a los cambios? ¿Qué influencia puede tener InsurTech en la venta de seguros?
    VR: Pues nuestra misión al fin y al cabo es poder ayudar a la industria.
    PZ: Claro, ustedes tienen que manejar la incertidumbre. Acá también tenemos una situación donde los cambios tecnológicos generan una situación incierta. Y uno a veces tiene que medir las consecuencias de ello, si es posible.
    VR: En lo posible, ya (Risas). Yo creo que un buen ejemplo es el micro seguro, donde podríamos ayudar muchísimo. Existe una capa social en Latinoamérica que no tiene acceso a seguros y que tampoco la industria se ha interesado en crear productos para esta capa, que es bastante grande, diríamos que es una clase media que está saliendo de la pobreza y que hay que proteger, precisamente, porque el riesgo es que vuelvan a caer en la pobreza. La tecnología a través de productos paramétricos podría ayudar la industria a crear productos para este segmento.
    PZ: El problema que allí se plantea es que como son seguros de poco monto de prima, tienen que ser de venta masiva, tiene que haber un volumen determinado de primas porque la administración es costosa, es decir, tiene que haber un cobro garantizado de la prima, este es un tema central. Pero realmente es una exigencia, porque apunta a la satisfacción de necesidades de un sector, lo que pasa es que es un sector de bajos recursos y uno tiene que adaptar los productos para esas personas.
    En alguna medida el desarrollo del microseguros se está dando de la mano de las microfinanzas, de los préstamos financieros, por lo general estos requieren una garantía de seguros. Muy interesante lo que están haciendo, realmente les deseo mucho éxito, porque es una necesidad generalizada en el mercado. Lo importante es trabajar bien, con eficiencia para ganar mercado.
    VR: Mucho trabajo que hacer. Precisamente las tecnologías paramétricas simplifican estos productos de bajo costo.
    PZ: ¿Quisieras agregar algo más?
    VR: Creo que querías hablar de los eventos que han pasado.
    PZ: Sí, claro. ¿Tenés algunas cifras? Me interesa sobre todo cuánto fue lo que afectó al seguro en el Harvey, Irma, María y un poco sobre el terremoto de México.
    VR: Claro que sí. Mira, María pegó bastante en Puerto Rico, efectivamente fue un evento que ha causado ruido en la industria, porque las pérdidas han sido muy difíciles de calcular, nosotros las calculamos entre USD 15.000 millones y USD 30.000 millones para la industria del seguros y entre USD 30.000 y USD 60.000 millones de pérdidas económicas en general para la isla, no necesariamente las aseguradas. 
    PZ: 50%, entonces.
    VR: Yo creo que vamos a terminar, una vez entren todos los reclamos, a la mitad de nuestras proyecciones. Lo interesante ahí es que tienes una penetración del seguro bastante baja en la isla a pesar de estar en lugares donde se sabe que hay huracanes y que van a llegar con alta frecuencia. Es un tema que en general vemos en Latinoamérica; donde la penetración del seguro todavía es muy baja para el riesgo que estamos corriendo.
    En el caso de México, con el último terremoto, el de Puebla, nuestros cálculos son para la industria del seguro USD 1.200 millones de pérdidas. Este es el segundo terremoto, el más importante y el que afectó más, que ocurrió exactamente 35 años después del otro terremoto grande que tuvieron en el año ‘85. Lo interesante aquí es que hay una lección, y es que la mayoría de la construcción en México ha mejorado, porque después del terremoto del ‘85, ellos sancionaron un nuevo código de construcción y su implementación tú la ves en los hechos. Si ese terremoto del ‘85 no hubiera pasado, estaríamos hablando de pérdidas completamente distintas a las que tenemos al día de hoy. Entonces, gracias a que se mejoró el código de construcción, las pérdidas son muy pocas. Y los edificios afectados tienen un patrón, son edificios de unos 30, 35 años de antigüedad. 
    PZ: Lo que se vio en el primer terremoto en México es que hubo edificios que colapsaron. 
    VR: Eran edificios bastante viejos con un código de construcción antiguo. 
    PZ: Y ustedes, en este sentido, ¿qué tipo de información han suministrado?
    VR: A nosotros nos gusta decir que somos la moneda de la industria para transferir riesgo. La industria espera mucho de nosotros, nuestras estimaciones, para poder hacer sus cálculos, las reservas que necesitan para pagar a sus clientes, o los avances de pago que tienen que dar a los reclamos.
    PZ: Bueno, justamente ahora la pregunta es si las primas van a subir o no en las próximas renovaciones. Aunque mucho depende de los resultados finales. 
    VR: Seguro que en Puerto Rico y en el Caribe van a subir. Los montos ya se están calculando.
    PZ: Algunos están hablando de un aumento del 20% de las primas.
    VR: Puerto Rico seguro va a ser más.
    PZ: Y también calculan una influencia para riesgos no-catastróficos del orden del 10%. Se estiman estos niveles de ajuste aunque mucho va a depender de cada aseguradora, de la oferta y la demanda, y de la competencia entre los reaseguradores donde, en la actualidad, aun existe abundancia de capital.
    VR: Lo que sí es seguro una oportunidad para el mercado. Y una gran oportunidad que no tenían antes para ajustar primas y para reinventarse. 
    PZ: Bueno, gracias por vuestro valioso aporte para la industria aseguradora, se observa que están dadas las condiciones para un buen desarrollo de vuestra actividad.♦