No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> AUTOMOTORES
Automotores Sigue Buscando su Nivelación



El ramo automóviles sigue sumando resultados negativos. La alta frecuencia siniestral, las desmesuradas sentencias judiciales y la insuficiencia de primas impiden encontrar una salida. Algunos aseguradores implementan lo que está a su alcance: ajustar sus políticas de precios, de suscripción y de siniestros.


Los ejercicios corren y el ramo automóviles, que se lleva el 60% de la producción del mercado de riesgos patrimoniales, sigue sin poder revertir los resultados negativos. "Mercado Asegurador" consultó a empresarios de aseguradoras líderes del sector para trazar un panorama de la problemática del negocio. Según ellos, los ejes de la crisis son los altos índices siniestrales que siguen en aumento, a consecuencia de la alta frecuencia siniestral y la alta litigiosidad, y la insuficiencia tarifaria.
Entrando en detalles, denuncian:
1) Alta frecuencia siniestral producto de una serie de factores: el mal estado de las rutas; un parque automotor antiguo y sin mantenimiento adecuado; la falta de cumplimiento de las normas de tránsito; y el "desmedido" aumento del robo de unidades, fundamentalmente en Capital Federal y Gran Buenos Aires, a consecuencia del incremento de la delincuencia.
2) Alta litigiosidad y sentencias judiciales "desproporcionadas" , como las calificó Aquilino Madariaga, presidente de Federación Patronal Seguros. "Existe -coincidió Eduardo Llobet, presidente de Berkley International Seguros- una cierta falta de sintonía o desproporcionalidad a la hora de asignar valores que terminan funcionando como valores de referencia y encareciendo no sólo los casos específicos en que se aplican sino además las expectativas futuras de siniestros, base sustancial para el cálculo del precio de los seguros".
El dominio de estos dos primeros factores (la frecuencia y la magnitud de los montos), sostuvo Néstor Abatidaga, gerente general de Sancor Seguros, "están fuera del control de los aseguradores". El empresario consideró que para reducir la frecuencia siniestral "sólo el Estado puede atacar el problema de raíz, a través de una voluntad legislativa que implemente una política de educación vial efectiva y un exhaustivo control en el cumplimiento de las normas de tránsito, con abstracción de la voluntad meramente recaudadora, que actualmente ejercen las autoridades prevencionales".
"La misma voluntad legislativa -continuó- que se requiere para instalar, a nivel parlamentario, la necesidad de construir un sistema integrado que contemple en forma complementaria la obligación de acudir a una instancia de mediación o conciliación previa a la instancia judicial, con un sistema de baremos o de tarifación de daños, que sirva como base en la justicia para la fijación de las indemnizaciones por muerte e incapacidad, con el fin de evitar las disparidades de criterios que se dan en el ámbito judicial de todo el país. Esto permitiría terminar con el crecimiento astronómico de las indemnizaciones que se fijan judicialmente, producto de la patria pleitera en la que vivimos, así como con la desigualdad de pronunciamientos diametralmente opuestos en sus montos, conceptos y fórmulas de cálculo según sea la jurisdicción donde se emiten".
3) Primas insuficientes, márgenes de rentabilidad muy bajos y fuerte competencia. "Las primas están condicionadas -señaló Daniel Spessot, gerente comercial de La Segunda Seguros- por una competencia con precios antitécnicos y un poder adquisitivo del asegurable que condiciona el ajustar los costos a la real prima técnica". Madariaga sostuvo que "la paupérrima prima es el factor fundamental" de la crisis del ramo y dijo que "por un afán desmedido e incomprensible de querer competir, está por debajo de la real y acorde al riesgo que se cubre".
A esta lista de factores, Spessot agregó la gran cantidad de vehículos que circulan en el país sin seguro, lo cual, dijo, "achica el universo del riesgo, provocando un menor ingreso de primas, e imposibilita cualquier acción de recupero, puesto que la mayoría de las personas que no contratan seguros son insolventes".
En tanto, Jorge Casal, gerente técnico de AXA Seguros, incorporó a los puntos mencionados: "los siniestros que se denuncian en forma tardía y no están contemplados en las reservas contables de las aseguradoras"; "la cantidad de vehículos que se venden en el mercado y luego dejan de fabricarse, provocando la falta de auto partes"; y "la caída del valor de reventa por el tiempo y uso de los mismos".
Por su parte, Jaime Deges, gerente de Líneas Personales de Royal & SunAlliance, consideró que la problemática del ramo obedece a causas puramente internas: "La selección de riesgos, la gestión de siniestros y la prevención de fraudes".
La conjunción de todos estos factores hace que el ramo sea deficitario desde hace más de una década. Sin embargo, Madariaga señaló que si se sumara "el necesario sinceramiento de las cuentas, los resultados negativos serían todavía mayores". Además, advirtió que "de no ajustar los gastos de producción y explotación a los niveles adecuados, dichos resultados negativos seguirán en aumento si se continúa con la tesitura de cobrar por debajo de lo que el riesgo manda".

Políticas

La política de precios y la de suscripción son las herramientas principales con que cuentan las aseguradoras para controlar sus resultados.
Llobet explicó que las técnicas de suscripción y valoración de los riesgos que aplica su compañía se ajustan al segmento de mercado al que apuntan. "Permanentemente -dijo- se van haciendo ajustes de precios y de normas de suscripción cuando los comportamientos reales no concuerdan con lo previsto. El ajuste más importante se ha dado en función de la cantidad de robos que se producen en Capital Federal y GBA. Esto ha motivado un incremento de precios en los segmentos de más alta siniestralidad con las consecuentes rebajas por instalación de sistemas de detección y detención de vehículos. Así se logra una adecuación actuarial de la relación precio/valor de riesgo en universos de comportamiento homogéneos y se preservan principios de equidad técnica y razonabilidad comercial".
La Segunda -explicó Spessot- aplica una política dinámica, adecuando los costos y criterios de suscripción en forma permanente. "En el ejercicio pasado -precisó- ajustamos la tarifa y la política de suscripción de camiones. Luego de realizar un análisis técnico por zona, tipo de vehículos y frecuencia, procedimos a ajustar las tasas de robo, produciendo un aumento de primas en las zonas más conflictivas del orden del 40%".
En Sancor, explicó Abatidaga, no han modificado en los últimos meses la política de precios, pero sí han restringido su política de suscripción, en especial con respecto a la cobertura de camiones mediante la implementación de rígidas normas de selección de riesgo. Además, dijo, aumentaron la instalación de dispositivos que permiten el rastreo y localización de unidades con el objeto de disminuir los altos índices de robo.
Sobre el tema, Madariaga aclaró que su empresa desde su nacimiento no vaciló y procedió en consecuencia cuando consideró que sobre un riesgo o ramo debía efectuarse un ajuste.
En igual línea, Casal dijo: "Desde hace más de cuatro años, trabajamos en la buena selección de riesgos sobre la base de la suscripción. Esto al principio significó una pérdida de cartera y de productores, pero con el tiempo mejoró, para conseguir nuestra rentabilidad técnica.
Actualmente se incrementa en forma paulatina el nivel de seguros a través de nuestros intermediarios con algunos cambios en la suscripción, logrando mantener buenos resultados".
Por su parte, Deges explicó que su compañía mantiene desde hace diez años una política de suscripción y de precios muy estables, porque -detalló- "desde ese momento, hemos establecido un adecuado pricing y metodologías de selección. No significa que no hayamos hecho modificaciones a las mismas, pero son básicamente ajustes menores, en reacción en casi todos los casos a factores externos a nuestra compañía".
La no suscripción de determinados riesgos o la suscripción bajo determinadas condiciones es hoy una de las respuestas que está dando la plaza aseguradora ante la imposibilidad de dominar factores ajenos al negocio, como los que hemos señalado.
Sancor no otorga cobertura de taxis, remises, ambulancias y automóviles de alquiler "dada la alta frecuencia siniestral". Sólo aseguran 4x4 si incorporan sistemas de rastreo autorizados y son restrictivos por la intensidad de los daños en la suscripción de camiones. Consideran sólo aquellos casos de titulares que posean otras coberturas en la compañía.
En La Segunda la política de suscripción permite asegurar camiones, con tarifas elevadas en comparación con otras compañías. No tienen ninguna restricción en la suscripción de vehículos 4x4 y no toman taxis ni remises debido a la intensidad y frecuencia siniestral.
El foco de Royal & SunAlliance es y ha sido el segmento de automóviles de uso particular. "Tenemos -aclaró Deges- en cartera muy pocos vehículos de otras características. No suscribimos taxis ni remises y en flotas de vehículos de uso comercial intentamos utilizar nuestras herramientas de risk management . Hemos elegido ese segmento porque podemos seleccionar y hacer underwriting ".
En Federación Patronal, explicó Madariaga, según la siniestralidad y tendencia de determinados vehículos en cuanto a su vulnerabilidad, adoptan medidas restrictivas seleccionando las coberturas. "No tomamos medidas drásticas, pero sí alertamos a nuestros productores cuando se trata de asegurados nuevos que traen coberturas riesgosas", dijo y aclaró que su compañía nunca tomó taxis y remises y que los pocos que tiene son por compromiso pero no como norma.

Scoring La suscripción con técnicas de scoring está siendo aplicada sólo por dos aseguradoras del mercado. Una de ellas es Royal & SunAlliance que lo hace desde comienzos de los '90. El resto de los operadores de autos cree que el scoring es la tendencia pero que todavía no están dadas las condiciones. Estos son sus argumentos.
Mientras Madariaga aclaró que no están aplicando la técnica pero que considera que con el tiempo va a significar una herramienta más en la comercialización, Abatidaga, de Sancor, explicó que: "No aplicamos esta técnica ya que, si bien posee la ventaja de permitir personalizar la cotización, considerando los antecedentes del asegurado, su edad, sexo, uso del vehículo, medidas de protección, etc., resultando por tanto un verdadero premio para cierto tipo de asegurados, así como un castigo para otros, posee la enorme desventaja de ser todavía en nuestro país un sistema poco claro y de difícil manejo. Mientras no sea posible realizar un control a través de una base siniestral por vehículo y conductor, el sistema es inaplicable en toda su pureza, careciendo en consecuencia de efectividad".
Spessot, de La Segunda, compañía que tampoco se encuentra operando con técnicas de scoring , coincidió: "No descalificamos dicha técnica, pero consideramos que para que sea efectiva, debería existir un registro nacional único a nivel del conductor. Los otros aspectos evaluables en cuanto al tipo de vehículo, su potencial peligrosidad, ámbito de uso, etc., en nuestro caso son a la fecha medibles, sin embargo, el punto indicado en primer término es un condicionante importante para determinar la prima de riesgo potencial. Además, otro elemento que atenta contra esta metodología es la escasa cantidad de entidades que trabajan con dicha técnica y la práctica desleal de tarifas antitécnicas que aplican algunas colegas, en la metodología de tarifación convencional, lo cual le brinda al asegurable con mayor potencialidad de siniestros, la posibilidad de recurrir al resto del mercado en función del precio y no de la calidad o la garantía de la empresa con la cual contrata".
Por su parte, Casal, de AXA, evaluó que "la metodología es importante como elemento de selección para la suscripción de un riesgo, ya que tiene características innovadoras sobre el asegurable", y dijo que "se destaca como una herramienta comercial, ya que permite competir en determinados segmentos, más rentables que otros, y además es un proceso permanente que busca la diferenciación en el comportamiento de los riesgos. Su segmentación permite formar grupos de riesgos homogéneos y asignarles el precio más adecuado para cada uno de ellos. Así se evitan procesos antiselectivos y se determinan tarifas diferenciales que premian o castigan las formas de conducir".

Siniestros

En aras de reducir las pérdidas, los aseguradores, además de ajustar las políticas de precios y de suscripción, pusieron foco en la política de manejo de siniestros.
Para dominar el índice siniestral, detalló Casal, su compañía toma los siguientes recaudos: 1) efectúa un mayor control sobre los montos autorizados en la reparación del vehículo, los que deben coincidir sin excepción con los daños denunciados por el asegurado; 2) los costos de reparación deben ser acordes a los utilizados por el mercado, con repuestos originales que se reflejen en la facturación; 3) en robo la indemnización es de acuerdo al valor del mercado de un vehículo igual o de características similares teniendo en cuenta la inspección previa que determina su estado al momento del seguro; 4) en terceros tratan de llegar a acuerdos convenientes para ambas partes y evitando en lo posible, ante la plena responsabilidad de nuestro asegurado, la demanda judicial.
En Royal & SunAlliance trabajan con un sistema de información muy preciso y en tiempo real que les permite identificar desvíos y corregirlos; y están trabajando "muy fuerte con recursos específicos, en combatir fraudes, desde la prevención, la detección y otras acciones". Spessot explicó que su compañía mantiene un permanente control sobre el comportamiento siniestral, su frecuencia e intensidad, causales, zonas, tipos de vehículos involucrados, etc. "En base a dichos resultados -aclaró- vamos tomando resoluciones tarifarias o de políticas de suscripción que apunten a la corrección de los desvíos evidenciados".
Por su parte, Abatidaga mencionó que su empresa ha "atacado los índices siniestrales complementando las políticas de suscripción con una agresiva actitud conciliadora en la atención de siniestros y juicios".

Fraude

Aunque, como dijo Madariaga, no hay estadísticas que puedan medir o calcular cuántas denuncias de cada 100 que se reciben son fraudes, ahora las aseguradoras comenzaron a poner foco en su control.
"Si bien es innegable -dijo Abatidaga- que el fraude es uno de los aspectos que incide negativamente en la rentabilidad, no es posible mensurar su incidencia. Para lograrlo es necesario detectarlos y ello sólo puede conseguirse merced a la creación de una base de datos interconectada que pueda ser consultada por todos los aseguradores ante la sospecha".
Spessot consignó que "este elemento negativo agrava los resultados técnicos, aun para el caso en que se logre el desistimiento, puesto que incorporan gastos a la gestión de liquidación". En igual sentido, Llobet señaló que "los fraudes tienen cada vez más impacto en los resultados de los negocios. Muchas veces no como consecuencia de costos siniestrales directos, sino de los honorarios y gastos de investigación". En Royal, como ya mencionó Deges, han decidido tomar el toro por las astas, "llevar el tema al frente del negocio y que no sea un tema más".

Cambios

Más allá de las asignaturas pendientes del Estado, a nivel mercado los aseguradores tienen muchas tareas en carpeta para producir un cambio. Como ya lo hemos mencionado, la salida pasa por la aplicación de estrictas políticas de suscripción y de tarifas técnicas. "Impactantes son los cambios -puntualizó Llobet- que pueden producirse en la medida que las compañías se ajusten a los criterios de lógica actuarial y económica propia de este negocio y a las exigencias del entorno económico financiero en que vivimos. Aún existen conductas de pricing no basadas en técnicas actuariales que contemplen la experiencia siniestral del ramo o conceptos de management sustentados en captar producción o sobrevivir a cualquier costo".
Casal sostuvo que: "Las compañías deberían unificar los criterios de suscripción, aplicando una política coherente en las primas. De esta forma se evitaría el reajuste de tasas que se refleja encareciendo o abaratando el costo final del seguro, y repercuten en forma negativa en el mercado en general. Por eso, es importante considerar la rentabilidad del negocio como tal, sin pensar en el volumen de pólizas a incorporar".
Spessot dijo que "la Superintendencia debería controlar con mayor rigurosidad a todas aquellas compañías que con el afán de hacer caja están cobrando tarifas antitécnicas y conspirando con las aseguradoras serias que desean trabajar con tarifas técnicas". Y agregó: "Los aseguradores que aún no advierten que éste es un negocio cuyos resultados se ven a largo plazo y se encuentran absortos en una disputa incoherente por el ranking, no sólo están atentando contra el resultado del negocio de automotores, sino que están llevando a sus entidades al peligro de la insolvencia y cierre definitivo de las mismas, lo cual además de contribuir a la imagen de desconfianza que existe hacia nuestra actividad, genera problemas patrimoniales a asegurados desinformados que contrataron una ilusión, basada en el precio y no en la garantía de cumplimiento".
Deges sintetizó: "Las compañías tienen que cobrar lo necesario, seleccionar y tener una muy buena gestión de siniestros y prevención de fraudes. Aunque la tendencia que veo es positiva, creo que una gran parte del mercado aún no lo ha hecho".
Se estima que de los 6,5 millones de automóviles en circulación están asegurados cuatro millones, con lo cual el 40% del parque automotor no estaría asegurado. El desafío de los aseguradores es incrementar su volumen de producción para alcanzar economía de escala, no bajando tasas y condiciones de suscripción, sino incorporando esa masa de vehículos.

Gabriela Barbeito

 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial