No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> SEGUROS Y REASEGUROS
Ricardo Cantilo, Subgerente General de Chiltington Internacional S.A. Medios Alternativos de Resolución de Conflictos (ADR)



El Dr. Ricardo Cantilo, subgerente general de Chiltington Internacional S.A. y socio del Estudio Chiltington, analiza la evolución y la importancia que revisten los medios alternativos para la solución de conflictos que se susciten en la actividad aseguradora.


Introducción

La sigla ADR (Alternative Dispute Resolution) ha cobrado amplia popularidad en los últimos cinco años a nivel mundial en el mercado de seguros y reaseguros. En nuestro medio es equiparable a lo que se inició en 1996 con la aparición de la mediación como paso compulsivo previo al inicio de actuaciones judiciales y fue bautizado como MARC (Medios Alternativos de Resolución de Conflictos). Sin embargo, el proceso iniciado localmente en 1996 se vio bastante acotado a la mediación como único medio alternativo.
El proceso de evolución de ADR a nivel mundial ha sido bastante más amplio que el local, a punto tal que complementa acciones dominantes desde los '90 como la baja de costos, el enfoque en el servicio al cliente, un cierto abandono de las viejas inclinaciones adversariales, y la concientización del alto costo judicial independientemente del resultado de las contiendas.

Tipos de ADR

El proceso de ADR no requiere definición teórica dado que la descomposición de sigla es su mejor conceptualización.
Por otra parte, la amplitud conceptual del término Alternative Dispute Resolution (Medios Alternativos de Resolución de Conflictos), obliga a no hacer una clasificación de tipos de ADR con carácter taxativo.
Básicamente, ADR implica creatividad, innovación al servicio de una parte que busca encontrar la solución que mejor se adecue a sus intereses y/o necesidades en un conflicto. En virtud de ello, vale la aclaración que los tipos de ADR que se detallan a continuación son los más aceptados mundialmente en el mercado de seguros/reaseguros, por lo que cada parte bien podrá diseñar el medio más adecuado a sus necesidades.

* Negociación

Quizás el más antiguo de todos los medios. La negociación directa entre las partes es el modo más común de resolver un conflicto y sin dudas el de menor costo.

* Mediación

Consagrada en nuestro medio mediante la Ley N° 24.573 e igualmente muy en boga hoy en día en los mercados más desarrollados de seguros/reaseguros. Implica la designación de una tercera parte ajena al conflicto, de carácter imparcial, a fin de que actúe como catalizador para que las partes resuelvan su conflicto. La característica clave es que el mediador no emite un pronunciamiento oral ni escrito sino que asiste a las partes para que ellas mismas resuelvan las diferencias.
El costo es variable según las características del mediador y las horas de tarea del mismo en EE.UU. y Europa, mientras que en nuestro medio la Ley N° 24.573 estableció los honorarios fijos que no resultan particularmente elevados.

* Evaluación Pericial

Las partes acuerdan designar un perito con suficiente experiencia en la materia objeto del conflicto y ambas se comprometen a ajustarse a la decisión pericial. Este medio se encuentra receptado en el artículo 57 de la Ley N° 17.418 de seguros y se lo mantiene en el Proyecto de Reforma a la Ley de Seguros presentado en agosto de 2000 al Congreso. No es usualmente empleado en nuestro medio, aunque sí en otras latitudes tales como EE.UU./Reino Unido/Australia donde el Common Law lo ha receptado como válido para la resolución de contiendas.

* Mini Juicio o Audiencia Ejecutiva

Este medio ha sido traducido libremente por el autor tomando el utilizado en el Reino Unido bajo la denominación "Mini-Trial or Executive Hearing" (1). Las partes acuerdan presentar sus casos frente a un panel de ejecutivos con vasta trayectoria en el mercado de seguros/reaseguros e imparciales. Normalmente el panel está integrado por dos ejecutivos y un umpire . El panel arribará a una conclusión acerca de cómo debe resolverse la situación respecto de, por ejemplo, el rechazo/aceptación de un siniestro.
La gran ventaja de este medio es su informalidad y su flexibilidad. Las partes del conflicto mantienen plena libertad para regular el grado de especialización/sofisticación del panel en la medida de la relación costo/beneficio de utilizar este medio.

* Arbitraje

Tal vez el medio alternativo de resolución de conflictos por excelencia. Constituye la alternativa más cercana a una contienda judicial. Se encuentra receptado en el artículo 175 del Proyecto de Reforma a la Ley N° 17.418 de seguros elevado el 21/08/00 al Congreso argentino. De todos modos, este medio fue utilizado, aunque con muy poca frecuencia, en el mercado local de seguros/reaseguros.
En el ámbito internacional su uso ha sido bastante más frecuente, especialmente para resolver disputas vinculadas al reaseguro.
Dado el carácter internacional de esta disciplina, y ante el hecho de que las partes son componentes de un mismo mercado (el asegurador participa reteniendo el riesgo en forma primaria para cederlo en todo o en parte a un reasegurador en las diversas formas contractuales/facultativas) la solución del arbitraje ha sido bastante empleada.
El costo puede ser mayor que en las anteriores dado que en definitiva el árbitro o el panel de árbitros emitirá un pronunciamiento por escrito al que las partes deben atenerse. Además, en varios casos el tiempo es un factor de clara influencia ya que los árbitros pueden tomar un largo lapso para pronunciarse.

Ventajas y Desventajas de ADR

Tal vez las ventajas resultan más visibles.
* En primer término debe mencionarse la mayor velocidad de cualquiera de los medios descriptos con relación a una contienda judicial.
* El costo/beneficio es un factor importante, dado que todos los ADR conllevan el ahorro de los altos costos de las contiendas judiciales.
* Tal como lo manifestado en la introducción, son características primordiales de los ADR su flexibilidad y adaptabilidad a las necesidades de cada parte.
* Por otro lado, los ADR son un claro modo de preservar las relaciones comerciales con clientes, dado que a través de ellas los conflictos se ventilan privadamente y las partes llegan a una solución amigable que les permite continuar con sus negocios. Esto está consagrado dentro del principio de confidencialidad que rige en estos procesos.
* Otra clara ventaja se encuentra en que tanto las partes como los auxiliares (mediador, árbitro, peritos, etc.) están enfocados en la faz comercial desde un punto de vista objetivo en el que las partes no pueden colocarse por razones obvias.
* Entre las desventajas podemos mencionar la "no compulsividad" con excepción de la mediación en Capital Federal. Las partes no pueden obligarse entre sí a recurrir a ADR. También existen ciertas restricciones en el mercado de reaseguros.
* La oponibilidad no es inmediata en caso de incumplimiento de un convenio, a excepción de la mediación en Capital Federal y los procesos de arbitraje. Sin embargo, en los demás casos las partes siempre podrán discutir la validez del convenio frente a un Tribunal.
* Por otra parte, un ADR no siempre es el modo ideal de resolver un conflicto. En ocasiones la frase "más vale mal arreglo que un buen pleito " no es suficiente. Las empresas aseguradoras/ reaseguradoras suelen adoptar políticas inflexibles respecto de conductas que esperan de sus asegurados/reasegurados. Así, prefieren defender en pleito un siniestro rechazado ante la convicción de que les asisten suficientes chances de salir victoriosos a fin de sentar un precedente judicial y evitar sentar un mal precedente al haber renunciado a defender su posición en juicio.

Especialistas

La aparición de estos medios alternativos ha generado también la necesidad de identificar especialistas con la necesaria capacitación y experiencia. La flexibilidad de estos medios se extiende también a la elección de especialistas. De este modo, los abogados dejan de ser los exclusivos protagonistas en la resolución de conflictos para pasar a compartir la escena con otros profesionales (contadores, actuarios, ingenieros, empresarios con larga trayectoria, etc.).
Sin embargo, más importante resulta definir las características que deben reunir los especialistas a designar a fin de poder garantizar al máximo el legítimo éxito de un proceso alternativo de resolución de conflictos.
En primer término, las partes deben asegurarse que exista una actitud pro-activa por parte del especialista elegido. Comúnmente, se ha elegido a aquel especialista que es unánimemente reconocido como tal no sólo sobre la base de sus conocimientos sino de una larga trayectoria. Sin intención de cuestionar tales parámetros, vale destacar que a ello debe adicionarse el elemento pro-actividad, dado que las partes se beneficiarán en la medida en que la solución arribe con la mayor rapidez posible.
El mercado mundial de seguros/reaseguros se encuentra desde hace años en un proceso de concentración con motivo de lo cual las empresas del sector se han internacionalizado notablemente. Por su parte, el mercado de reaseguros siempre ha revestido un carácter internacional dada la dispersión de los riesgos a lo largo de diferentes mercados.
En virtud de ello, resulta esencial que los especialistas revistan también carácter internacional. La mayor parte de los conflictos hacen necesaria la comprensión del modo en que funcionan dos o más mercados, con sus respectivas legislaciones, lenguajes y culturas. Por lo tanto, lo ideal es que los especialistas elegidos tengan acceso directo a tales mercados.
Tal vez la característica primordial es la imparcialidad de los especialistas. En tal sentido, ellos deben ser absolutamente independientes de cualquier grupo económico que opere en los mercados de seguros y/o reaseguros. La independencia es la mejor garantía de imparcialidad y poseer ambas cualidades es la única manera de brindar a las partes de un conflicto la confianza en el especialista seleccionado.

Conclusiones

El rendimiento de los medios alternativos de resolución de conflictos varía en mayor o menor grado dentro de las diferentes líneas de negocios de un asegurador/reasegurador. La mediación probó ser relativamente exitosa en casos de Automóviles dado que existe toda una industria montada alrededor de los juicios de daños y perjuicios promovidos por terceros damnificados. Sin embargo, cualquier medio alternativo debe ser siempre utilizado en casos donde se ventile un posible incumplimiento contractual de cualquiera de las partes del contrato.
En Riesgos del Trabajo la situación es más acotada dada la existencia de beneficios regulados por la Ley N° 24.557, pero siempre debe ser tenido en cuenta para algunos casos donde la discusión del monto de los beneficios resulte tediosa. En Responsabilidad Civil la situación parece ser similar a Automóviles, pero los casos de Responsabilidad Profesional deberían ser resueltos por un medio alternativo no sólo por el beneficio ya explicado para las aseguradoras/reaseguradoras sino también para el profesional que no se ve beneficiado por el hecho de haber recibido una demanda en su contra.
En las demás ramas, tales como Vida, Caución, Seguro Técnico, Combinado Familiar, etc., la aplicación de estos medios alternativos no presenta mayores obstáculos.
En un país en recesión, donde la baja de costos es una tendencia constante se agudiza la necesidad de minimizar los riesgos litigiosos salvo que los mismos no puedan ser evitados. Podría decirse que esta tendencia es relativamente palpable en el mercado local de seguros y/o reaseguros.
Sin embargo, no existe en nuestro medio una actitud pro-activa hacia el ADR, como sí existe mundialmente. No basta con la existencia de la mediación como proceso obligatorio previo a la iniciación de un juicio. Tampoco con la recepción del arbitraje o el juicio pericial en nuestra legislación de seguros.
Es necesario que las empresas de seguros y/o reaseguros tomen conciencia de la existencia del fenómeno de ADR como tal y que activamente lo apliquen en el día a día de sus operaciones, generando una cultura interna que lo utilice como medio en forma constante.

(1) The Application of Reinsurance, John McLean et al, CII, 2000, página 5/15.

 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial